Viernes, julio 19 2024

  • Dólar Blue: $1435

  • Euro: $1.007

  • Bitcoin USD: $65292

Un hombre de Neuquén fabrica leña con restos de fruta

Redacción - 26 octubre, 2023

Un vecino de Neuquén fabrica leña con restos de fruta y desde hace tiempo lleva adelante el emprendimiento Biot, un proyecto innovador y sustentable. José "Vasco" Aramberri es un médico veterinario que se estableció en Plottier y allí transforma en leña o aserrín el orujo de manzanas y peras que se descartan en la fabricación de sidras y jugos. 

 

Hace 13 años atrás, José conoció el orujo y quedó asombrado al enterarse que muchas personas en la zona cocinaban y calefaccionaban sus viviendas con los restos de las frutas. 

 

De esta manera, envió muestras al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para conocer las propiedades del orujo. Así, descubrió que tenía una cantidad de kilocalorías similar a la leña de piquillín o de algarrobo y decidió realizar un proyecto que permitiera aprovechar al máximo estos restos, considerados como desechables. 

 

Biot, un emprendimiento sustentable

El orujo llega en camiones y luego se procede a secarlo al sol para la concentración del sólido. Luego se lo moldea y corta en bloque, para que el aire y el sol completen el proceso de secado. La leña es embalada en bolsones de arena de Vaca Muerta reciclados para su almacenamiento. 

 

Por lo general, la producción se vende en los meses de octubre o noviembre y es completamente artesanal, con todas las tareas a cargo de José. Ahora sueña con cumplir el desafío de llegar a los 100 camiones de orujo, que representan cerca de 150 toneladas en seco. 

 

Los bloques son muy similares a la leña en su aspecto como también en la capacidad de generación de calor. Sin embargo, Biot tiene cualidades superiores a las de la leña tradicional. Incluso, reconocidos chefs de la zona solicitan el producto para realizar las preparaciones en locales gastronómicos. 

 

 

Más Leídas